miércoles, septiembre 28, 2005

El baño


Esto del baño me está gustando, y no por un motivo sino por muchos:

  • Te quitan la ropa, y lo que es más importante, el pañal (que agusto se está sin pañal).
  • Te meten en una bañera pequeña pero muy cómoda con el agua calentita.
  • Te ponen panza arriba para que descanses bien.
  • Te enjabonan y te pasan una esponjita muy suave.
  • Al salir te tapan con una especie manta (ellos llaman albornoz o algo así) y te quedas muy agustito.
  • Te ponen cremitas y aceites por el cuerpo, vamos lo mismo que los "marajás".
Como podéis ver no hay ninguna pega que poner a lo del baño. Bueno, ninguna, ninguna, no es verdad, algún comentario se puede hacer al respecto para mejor el asunto:
  • El agua de la bañera a veces no está calentita, sino ardiendo. Te comienzas a poner colorao porque te están escaldando vivo. ¡A qué no se ponen ellos el agua igual de caliente!
  • Hay que estar preparado para pegar los primeros tragos de agua, y lo que es peor con jabón y todo.
  • Los ojos tampoco se salvan del jabón, y aunque digan que no pica, ¡¡já!!, pica y de verdad.
  • No te puedes mover mucho en la bañera, ya que aunque es muy mona, es pequeñaja y si te mueves puedes comenzar a hacer submarinismo sin traje de buzo.
Resumiendo que a mi me gusta, pero que se vayan poniendo las pilas mis papis ya que esto hay que mejorarlo, creo que lo pueden hacer mejor, y ya que yo soy el primer hijo (que hago de conejillo de indias), que me mimen un poco que me lo merezco.

Pues eso, hasta mañana.

No hay comentarios: