domingo, septiembre 04, 2005

¡Ya estoy en casa!

Hola a todos

¡Por fin he salido del hospital! La verdad es que toda las enfermeras me han tratado muy, muy bien. Ha habido mucha gente que se ha preocupado por mi estos nueves meses, la doctora Creus que me conoce desde que era un óvulo (o una mierdecilla, pero muy bonita, según mi padre) y Sara, la comadrona; el equipo de endocrinología de Sant Pau que han ayudado a mamá cada semana, y Lucía, la comadrona que les enseñó a papá y mamá cómo cuidarme y como hacer pujos (bueno, eso no les hizo falta al final, pero ya lo saben para cuando tenga un hermanit@, je!). Un besito para todos.

El viaje a casa ha sido emocionante, primero nos hemos hecho una foto los tres a la salida del hospital (seguro que mi papis la enmarcan, están un poco sensiblones...) y luego... ¡he montado en coche!

Mi papá ha lavado el coche para la ocasión, mi mamá dice que eso no lo hace muy a menudo y que no me acostumbre, que lo normal es ir de polvo hasta arriba.

Las primeras dudas han surgido a la hora de colocarme en el coche (¿cómo?, ¿dónde?...). Ha habido unos momentos de duda, pero al final me han puesto muy bien y he ido durmiendo todo el viaje hasta casa.

Ahora comienza la aventura en casa, pero eso ya os lo hiré comentando otros días.

Un besote a tod@s.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Pareces un santito ALEX, yo creo que sabes disimular muy bien.
Besos H. y J.