sábado, octubre 08, 2005

Clases de canto

Aunque parezca que estoy llorando, NO es verdad. Estoy
en plena clase de canto, que consiste en realizar toda la escala del ¡¡¡GGUUÁÁÁÁÁÁ!! desde muy flojito hasta 250 decibelios.

Yo creo que para tenor sirvo, tengo varios elementos que así lo indican:
- Un buen chorro de voz (los vecinos lo confirman, sobre todo el Toni, el vecino de enfrente en Creixell).
- Un poco de papada (pequeña, pero papada al fin y al cabo).
- Capacidad melodramática. Yo estaba tranquilo y relajado, pero para hacer más dramática la escala del GGUUÁÁÁÁÁ, puse esa cara y comencé a mover los brazitos como los tenores.

Esto de la clase de canto también tiene sus ventajas, ya que me ven las amigdalas fácilmente, los dientecitos a ver cuando me salen... Vamos, un chollo.

Pues nada, que dentro de poco veréis por ahí en el Top Manta mi CD de lanzamiento: "Alex, el chorrón de voz".

Un saludo y buenas noches.

1 comentario:

Anónimo dijo...

!Olé! nuestro ALEX dí que si mi niño para todo hay que valer.
Besotes J. y H.