martes, junio 20, 2006

Dormir a pierna suelta

Como podéis ver no todo es jugar y comer, de vez en cuando también duermo.

Yo no soy un dormilón, más bien duermo poco, pero bueno, yo duermo lo que mi cuerpecito me pide, y así un día me quedo frito a las 9 de la noche y otro estoy hasta las 11 más fresco que una rosa.

Por suerte, mis papis de momento me dejan un poco de libertad, y yo soy el que les digo cuando estoy que no puedo más. Algún día también me llevan a dormir antes, y aunque yo protesto un poco porque no quiero dormir, al final me quedo dormidito como los ángeles.

En la foto estoy dormido en el parque junto al montón de juguetitos que tengo (coches, peliches, libros de trapo...). ¡¡Qué agusto se queda uno cuando duerme, verdad!!

1 comentario:

Maysa dijo...

Hola!!

Por casualidad me he encontrado la web de Alex y me ha encantado!!!! Q guapo eres Alex, yo tb tengo un bebé precioso de 6 meses q se llama Marcos y te envia un saludito y seguro q le interesará como haces para tener tantas novias :)

Un besazo desde Granada, estaré atenta a tus peripecias.