sábado, julio 22, 2006

El arte de comer una galleta

Esto de comer con las manos es un placer tremendo, y no se porqué mis papis no lo hacen como yo en vez de utilizar esas cosas raras para pinchar y cortar la comida.

Hace pocos días descubrí el placer de las galletas (especiales para bebés como yo, por supuesto), y me encanta comérmelas.

El problema es que se me deshacen en las manos y se me caen a trozitos. Lo que yo hago luego es ir cogiendo estos trozitos uno a uno, y como ya están blanditos me los como.

En la foto estoy un poco triste, pero no es por nada en especial, sólo que la galleta que me habían dado se me había acabadado: media me la había comido yo y la otra media estaba desparramada por el suelo, la mesa y mi camiseta.

A ver cual es la próxima comida que descubro por mis papis, y si me gusta tanto como las galletas.

No hay comentarios: