miércoles, noviembre 15, 2006

El ojo morado

Antes de que pongáis verdes a mis papis y los critiquéis, os voy a aclarar que no me pegan, que me quieren mucho y que el ojo morado no ha sido de ningún golpe.

Entonces, ¿cómo me ha pasado ésto?

Pues nada, que como siempre los niños vamos pillando todo lo malo por donde pasamos y a mi me ha tocado cojer una conjuntivitis bacteriana. La verdad es que con este nombre ya asusta. Luego no es tanto, pica un poquito y me rasco (aunque no tendría que hacerlo).

Hoy tendría que haber ido a piscina, pero como tengo el "ojo a la virulé" pues mis papis han decidido que mejor que no vaya.

Bueno, ya os iré contando como evoluciona esto: si se me pasa al otro ojo, si me curo, si me convierto en el nuevo hombre elefante...

No hay comentarios: