lunes, diciembre 18, 2006

Aquí estamos otra vez

¡¡Cuanto tiempo ha pasado verdad!!

Espero que no pensárais que os había abandonado, que me había ido a la Patagonia, al Kilimanjaro o a las Cochimbambas. No, no, nada de esto, el problema es que la supercámara de fotos de mis papas ha dicho que no quiere trabajar más, que se toma unos días de descanso, y por eso, mis papis no han podido sacar fotos de todas mis evoluciones (que son muchas por cierto).

Cada día conozco más cosas y, por ejemplo, las partes del cuerpo me las se casi todas (nariz, orejas, pelo...). Por cierto, cuando me dicen pelo, me agarro un mechón del mío, o de mi mama, pero cuando voy a coger de mi papa busco y al final tengo que decir "no etá", porque mi papi parece que tenga una sandía más que una cabeza con pelo.

Para ilustrar un poco esta entrada os adjunto una foto de justo hace un año. Mi cara y mi cuerpecito ha cambiado un montón. En lo único que coincidimos es en que en los dos momentos teníamos la nariz llena de moquitos.

Os dejo de momento esperando que mis papis arreglen la cámara de fotos y que podáis tener pronto nuevas imágenes mías. No es porque sea yo, pero estoy guapíííííísimo.

No hay comentarios: