miércoles, marzo 28, 2007

Calçotada del fin de semana

Este fin de semana nos hemos juntado muchísima gente en Creixell, todos eran amigos de mis papis. Algunos de ellos hablaban raro, me parece que en francés, pero al final todos se entendían y se lo pasaron en grande.

Yo tuve suerte porque también había niños de mi edad, y sobre todo niñas, que es mi debilidad. En cuanto veo una, voy detrás de ella y le doy muchos besitos. En esto dicen que no me parezco mucho a mi papi.

Volviendo a la calçotada, este año no probé ningún calçot (ajos-puerros según nuestro amigo Antonio), pero creo que para el que viene ya me comeré alguno y con mucha salsa, que parece ser que está muy rica.

En las fotos podéis ver que me lo pasé muy bien, incluso jugué con muñecas y me comí un trozo de chocolate (umm, que bueno que estaba).

jueves, marzo 22, 2007

Haciendo mi primer bizcocho

Igual pensáis que todo esto es un montaje, pero no, es verdad: ¡hoy he hecho mi primer bizcocho!

He estado toda la tarde con mi papi haciendo un bizcocho según la receta que él tenía apuntada. Todo ha ido muy bien, y eso de batir los ingredientes con una barilla metálica me ha parecido apasionante.

En la foto estoy mezclando 2 huevos y un vaso de azúcar ecológica (por eso el color marronoso). Luego hemos puesto otro vaso de aceite, un vaso de leche y 300 gramos de harina (ecológica también). Después de batirlo todo se pone un cucharadita de levadura (hoy casi se nos olvida) y la ralladura de un limón.

El resultado parece que es bueno por la pinta que tiene, pero no lo he probado todavía. Cuando le pueda meter el diente ya os diré como ha quedado.

jueves, marzo 15, 2007

¡Qué bien me lo paso!

No penséis que esta foto es de ayer, ya que yo estoy ahora mismo malito y mi mami también.

Os pongo esta foto porque me he puesto a revisar fotos divertidas para animarme y creo que esta es una de las mejores.

Como veis no es Barcelona (ya quisieran mis papas que eso fuera así). Se trata de Tarragona y pasó hace unas semanas. Hacía tan buen tiempo que comimos fuera y estuvimos sentados más de 3 horas a la mesa (los michelines no salen por obra del espíritu santo).

Lo que no estoy seguro es si todos sabéis de que se trata el objeto que tengo en la mano. Para hacerlo un poco divertido espero vuestros comentarios identificando lo que tengo en la mano.

Al ganador le invitaremos a una calçotada virtual con productos autóctonos de nuestro huerto.

Bueno me voy a meter en la camita que estoy cansado y mi cuerpecito está para el arrastre.

miércoles, marzo 07, 2007

Qué aburrimiento de televisión

La televisión cada día está peor, y los programas son muy aburridos con gente gritando mucho y haciendo el tonto.

A mi me gusta verla, y aunque mis papis me dejan hacerlo poco tiempo, cada vez me gusta menos, y muchas veces casi me duermo.

Antes uno de mis favoritos eran los dibujos animados del Caillou, que daban por la mañana y que eran muy divertidos. Ahora ya no los dan, y mis papis buscan cosas del Caillou para que yo pueda seguir viéndolas por la tele.

Los Lunnies también me gustan mucho, como a la mayoría de los niños, e incluso tengo marionetas de sus personajes.

Pese a todo, cada vez me aburro más con la tele, y quizás ese sea el camino para que todos los niños leamos más cuentos. Ni esa cosa de mayores con una pelota que mi papi llama fútbol me llama la atención.

martes, marzo 06, 2007

Visita a Santes Creus

Este fin de semana hemos hecho un poco de cultura y hemos ido a visitar el monasterio cisterciense de Santes Creus, en el municipio de Aiguamúrcia, provincia de Tarragona.

El inicio de la visita es espectacular, me gustó hasta a mí. Al entrar te ponen un audiovisual con esceanografía, una voz en off y unas imágenes perfectas.

Después de este audiovisual, cualquier cosa que veamos nos parecerá peor, y sin duda se trata de la joya de la visita. Había muchas cosas para ver: claustros, iglesia, patios, bla, bla, bla, pero a mí lo que más me gustó fueron las fuentes. El agua me vuelve loco y eso de ver un chorrillo de agua como cae es algo excepcional.

Poblet tiene su encanto, sobretodo por su pasado y porque hay más cosas que ver, pero Santes Creus muestra un gran esfuerzo multimedia por gustar al visitante y tiene dos fuentes encantadoras.