martes, abril 24, 2007

Fin de semana completo

Se puede decir que este fin de semana ha sido completo. He hecho un montón de cosas en Creixell, y todas de ellas han sido casi una novedad, lo que las hace mucho más divertidas.

Por ejemplo, el domingo por la mañana bajé con mis papis a la playa. Al llegar nos encontramos con la sorpresa de que había mucha niebla, pero como nos daba lo mismo nos quedamos en la arena.

Una vez quitados los zapatos y los calcetines, y bien remangados los pantalones me tiré al ataque de las olas. El juego consistía en ir hasta el agua, y en el momento que venía la ola, dar media vuelta e ir a abrazarme con mi mami. Os podéis imaginar que acabé totalmente mojado de arriba a abajo (pañal incluido), pero con una sonrisa de oreja a oreja. Tengo ganas de que llegue otro fin de semana para volver a ir.

La otra novedad, y esto si que es notición, es que tengo un nuevo amiguito, se llama MIAU. El sábado encontró mi papi por el huerto un gatito muy pequeñito maullando, al parecer lo había abandonado su mamá.

Lo recogimos, le cuidamos un ojo (lo tenía totalmente cerrado e infectado) y le dimos de comer. A mí me pareció
algo sorprendente. Lo quiero mucho, sobretodo porque me persigue a todas partes. El problema es que se me mete entre los pies y yo a veces no me doy cuenta y lo piso.

Como no lo hemos querido dejar allí sólo toda la semana nos lo hemos traído a Barcelona. De momento se porta bien, está en el balcón y por las noches duerme sin hacer ruido. O sea, que se porta igual de bien que yo (je, je).

Por cierto, el nombre de Miau se lo puse yo. Me iban diciendo nombres para el gatito, pero yo iba diciendo que no hasta que me dijeron miau, y entonces dije que ese sí que me gustaba.

2 comentarios:

Alba y Alvaro dijo...

Uy, pues ahora tienes doble trabajo, contarnos tus aventuras y también las suyas... jeje

Besos

Rosa dijo...

Que bueno, para un niño es maravilloso tener una mascota.