miércoles, junio 20, 2007

Recuerdos del Louvre

Los días que hemos estado en ese sitio tan grande que se llama París (qué lejos que queda el viaje) hemos hecho muchas cosas.

Una de las visitas obligadas para mis papis (a mí me daba lo mismo), era el museo del Louvre, un sitio tan grande como la playa de Creixell, algo que parece que nunca se acaba.

El museo estaba lleno de gente de todos los sitios que corrían como locos de un sitio para otro y que sacaban fotos a todas las cosas.

Mis papis iban un poco más despacio, me imagino que por mi, y así yo podía ver cosas muy chulas. En las fotos podéis ver algunas de las cosas que vimos (todas superantiguas).

Por ejemplo, con mi papi estoy delante de uno de los relieves aqueménidas más espectaculares, el de los guerreros, procedente del palacio de Dario I en Susa (Irán).
A mi me gustó mucho porque tenía muchos colorines y era muy grande.

Con mi mami estoy en uno de los sitios donde más gente había, en la sala donde estaba expuesta la Venus de Milo. La verdad no sé que gracia le ven a esa mama, porque además de que es más fea que mi mami, le faltan los dos brazos, no está entera.

Como podéis ver por la cara a esa hora ya estaba cansado y sólo tenía ganas de ir a casa a comer y a dormir. Así que esa fue de las últimas cosas que vimos en el museo, nos fuimos pitando a llenar el estómago.

Ya cuando salíamos pasamos por un sitio con muchas esculturas, y hubo una que le gustó mucho a mi papi, por lo que le hizo una foto.


Creo que le hizo gracia porque era la estatua de un papi dándole agua con mucho cuidado y amor a un nene pequeño como yo.
A mi también me gustó, porque como soy muy mimoso me gustan que estén por mi.

Resumiendo: un sitio muy grande, con mucha gente y muchas cosas por ver. Lo mejor es darse un paseo viendo las cosas, pero antes hay que seleccionar donde se quiere ir, porque todo es imposible hacerlo.

Ah por cierto, hay que darle un 10 al museo en accesibilidad, ya que había muchos ascensores y rampas para acceder de unos pisos a otros, y así mi papi no tuvo que cargar con el carrito ni conmigo. A ver si por aquí también hacen lo mismo.

2 comentarios:

capdevilois dijo...

Alex, no te dejes engañar, mucho mejor Eurodisney que El Louvres este aburrido... Seguro que has podido apreciar lo simpático que son los gabatxos y que ya hablas francés como tus padres.

Besos

Capdevilois FAmily

La Yaya de la Cámara dijo...

Alex, dile a mamá que le de un capón a tu papi.
!Mira que decir que la Venus de Milo es más fea que mamá! No se lo permitas. Tiene que decir que la Venus de Milo NO ES TAN GUAPA COMO MAMA, que es la más guapa del mundo,
¿verdad? Y tú también eres muy guapo.
Un beso de la yaya de la Cámara, que es donde hace ver que trabaja tu papi.