domingo, agosto 12, 2007

Boda en Soria (I)

A finales de julio estuve con mis papis en Soria, en la boda de una prima de mis papis. Se llama Silvia, y como podéis ver en la foto estaba muy guapa, y se copió el mismo color de traje que el mío.

Teníamos un poco de miedo de si iba a hacer frío o calor, pero al final pasamos un día maravilloso en la Casa Fuerte de San Gregorio, donde pudimos jugar en el césped, correr, comer, dormir...

Como podéis ver no era el único niño, habíamos muchos, y además la mayoría de ellos eran primos de ellos, cosa que me gustó mucho más.
En una de las fotos estoy jugando a pelota con el Marco, con quien estuve jugando mucho, pero también jugué con la Ester (mi prima, no mi mami), el Rubén, la Nerea...

Como era mi primera boda en Soria mi yayo Honorio me tuvo que poner al corriente de todas las tradiciones, de los nombres de la familia,..., vamos de un montón de cosas, por lo que tenía que estar muy atento a todas sus explicaciones.

Acabamos la noche a las tantas de la mañana, bueno, mis papis se fueron a dormir hacia las 2h00, aunque yo mucho antes ya había caído rendido en los brazos de Morfeo.
Una de las cosas más chulas del sitio es que la cena y el pica pica se hizo en la iglesia de ese sitio, y fue muy original poder estar dentro todo el rato. Además no estábamos sólos, teníamos la compañía de unas cuantas golondrinas a las cuales fastidiamos esa noche un poco con el ruido.

sábado, agosto 04, 2007

La Molina (Cerdanya)

Mis papis no quieren que me aburra, así que cada fin de semana tenemos acción y nos vamos en el tutú (coche para los amigos) a recorrer la geografía mundial.
Uno de estos fines de semana hemos estado en La Molina.
El sitio es muy bonito, más fresquito (algo a tener en cuenta con estas calores) y además había unos cuantos niños, por lo que el sitio lo tenía todo para que me gustara.
El primer día nos fuimos de paseo a ver la fauna del lugar, es decir, vaquitas y caballitos que estaban por ahí en estado salvaje.

Aquí os dejo unas fotos donde podéis ver como jugaba con el Pau y la Berta. Por cierto, tuve una aventurilla con ella, ya que nos llegamos a bañar juntos.
También estaban la Núria y el Dani (los que nos acogieron en su casa), y la Sonia y el Albert (los dentistas de los papis).
Por cierto, se me olvidaba, también estaba la Taga, una perrita que se dejaba tocar mucho y que me gustaba jugar con ella aunque daba un poco de susto.
A ver si la próxima vez que vaya puedo ver una cosa blanca muy fría, ya que dicen que en invierno ese sitio está lleno de esa cosa. Esperaremos a ver si hay suerte y volvemos pronto.