martes, septiembre 04, 2007

Boda en Soria (II)

No penséis que las bodas en Soria duran semanas y que por ello he tardado en ponerlo en el blog, ha sido una especie de letargo blogero vacacional, y que ahora al volver a la guardería he recobrado con las fuerzas necesarias para explicaros todo lo que he hecho este verano.

Para que veais que no todo ha sido fiesta y que también hemos hecho visitas culturales, os enseño una foto de San Juan de Duero, uno de los rincones más bonitos y tranquilos de la capital, y que está situado junto al Duero.

Ese día estuvimos paseando hasta San Saturio, el patrón de Soria, y aproveché para recorrerme todos los parques y jardines que había a la orilla del río.

Luego fuimos por la tarde a Valonsadero, el lugar de disfrute de todos los sorianos. En concreto fuimos a uno de sus sitios estelares, la casa del guarda.

Yo comí más o menos lo de siempre, pero los mayores se pusieron moraos ya que les sacaron torreznos, choricillos, morcillas, costillitas de cordero, patatas fritas..., vamos que comieron superbien. Ya tengo ganas yo también de ser grande para incarle el diente a todas estas cosas.

Por último, antes de volvernos a Tarragona pasamos por la casa de mi tío Marcelo, y de paso descubrimos las maravillas de su piscina cubierta. En la foto podéis ver unos cuantos de la familia: yayos, tíos y tías, primos y primas... vamos un montón de gente.

Yo no estoy porque acababa de salir y me estaba secando el cuerpecito con mi mami. La verdad es que el viaje de vuelta lo hicimos mejor así, mucho más fresquitos.

No hay comentarios: