viernes, septiembre 28, 2007

Dormir es sano

Mis papis dicen que una de las peores cosas que pasa cuando uno se hace mayor es que cada vez se duerme menos.

Yo de momento no quiero hacerme grande, ya que a mi me gusta dormir. Tampoco es que me quede frito en cualquier sitio, pero como siempre estoy moviéndome de un lado para el otro, llega un momento en que me tengo que caer rendido de agotamiento.

En la primera foto me quedé dormido subiendo al Cucurull, y me tuvieron que dejar estirado al lado del vértice geodésico que hay en la cima.

La siguiente foto es en Creixell tras un día de mucho movimiento. Como se puede ver era verano, ya que además de estar en chichas, también estaba un poco moreno.

Por cierto, el nino con quien estoy cogido en la foto no es mío, es de una amiga mía que vino un día a verme y se lo dejó olvidado.

Ahora el problema será devolvérselo, ya que le he cogido mucho cariño. Me imagino que con el paso de los días se me irá quitando.

Por último, para que se vea que yo en movimiento también me duermo, os enseño la foto que nos hizo mi papi cuando íbamos en el tren de Paris a Chartres.

¡¡ Ahí si se dormía bien !! El tren balanceándose de lado a lado, un gran silencio y un solecito bueno, vamos lo ideal para echarte una siestecita.

Como véis cuando el cuerpo ya no puede más, lo mejor es cerrar los ojos y caer en el primer sitio que pillemos. Lo importante es poder descansar y así recuperarnos para al día siguiente.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Dormir es sano... y seguro que estará soñando con los padres tan maravillosos que tiene.
Alex, Carlos y Ester, os mando un beso muy fuerte.
Antonia (tu ex compañera de la Cámara, la que te llamaba Carlitos y otras lindezas).