viernes, noviembre 23, 2007

Adormilados

Llega el fin de semana y todos estamos con las fuerzas al mínimo, tanto los pequeños como los mayores.

Si a todo esto le unimos un buen sofá donde reposar las espaldas, los ojos automáticamente comienza a cerrarse poco a poco.

Le que den en la tele es lo de menos. Lo importante es estar estirado en el sofá con la mami al lado y bien calentito.

Mis papis igual encienden la chimenea, así con el chisporreo que hace, el quedarse bien dormido en el sofá es algo casi seguro. ¡¡¡Ummmm, estoy en la gloria!!!

1 comentario:

Gabriel dijo...

Me encantaron la pagina y las fotos de tu hermoso niño.
Un saludo desde Argentina para todos!