miércoles, noviembre 28, 2007

Estamos en pleno otoño, y se comienza a notar que las hojas cada vez se caen más. Yo me doy cuenta de esto en la torre los fines de semana. Como durante la semana no estamos, las hojas se van acumulando y luego al recogerlas se forman grandes montones.

En la foto podéis ver la recogida de hojas de sólo dos árboles, el cerezo y una de las higueras. Mi papi comenzó a juntar las hojas y poco a poco se fue formando una montaña.

Yo no pude aguantar la sensación de meterme dentro de un montón de hojas.

La verdad es que se estaba a gustito, ya que como hacía un poco de viento frío, las hojas protegían y abrigaban del frío. Ya tengo ganas de volver el fin de semana para que mis papis vuelvan a hacer una montaña así para poder jugar otra vez con las hojas.

No hay comentarios: