miércoles, enero 09, 2008

Visita a Alicún de las Torres

Estos días de Navidad hemos estado por Granada, más en concreto por la comarca de Guadix.

Ya os iré contando todo lo que hemos hecho y veréis que os voy a dar mucha envidia.

Hoy os contaré la excursión que hicimos por la zona de Gorafe, Alicún de las Torres y Fonelas.

Gorafe (vaya nombrecito que tiene) es un sitio muy chuli encajonado en un valle y lleno de casas-cueva. Lo interesante de la zona es que está llena de esas piedras que le gustan a mi papi y a mi tito Antonio. Creo que las llaman dólmenes o algo así.
Alicún de las torres es el sitio que más me gustó, ya que fue una excursión muy divertida. Primero fue un poco palo, porque mi papi se empeñó en meterme en llevarme en la mochila, pero cuando lloré y protesté un poco conseguí que me bajaran y que fuera andando sólo.

En la zona, además de más piedras, hay un acueducto natural de agua calentita. Es algo que no había visto hasta el momento, ver un riachuelo de agua, tocarla y notar que está caliente. Al parecer, según contaba el Antonio, se trata de una zona ya explotada por lo romanos y que al parecer, debido a la gran cantidad de cal que lleva el agua, se han ido formando acueductos naturales muy grandes y me imagino que únicos en el mundo.

Para que os hagáis una idea de lo alto que eran, lo que hay detrás nuestro en la segunda foto es una de esas formaciones que han ido creciendo solas, y que como véis tienen más de 5-6 metros.
Buscando en Internet, parece ser que se llama "Acueducto del Toril".

La última foto es un poco artística, para que veáis lo bonita que es la zona. Lo curioso es que como había helado esa noche, había sitios en que las cascadas eran de agua caliente y otros en que eran de agua fría.

Un saludo y ya os iré contando más cositas de lo que hice en Navidad.

No hay comentarios: