lunes, febrero 04, 2008

Carnaval

Este año todo va muy bien, ya que estamos casi siempre de fiesta. Primero el tió, luego los Reyes Magos y ahora Carnaval.

Todavía no me he comido todos los caramelos de la Cabalgata de los Reyes Magos, y ya tengo otra vez todos los bolsillos llenos de caramelos.

Este año los Reyes Magos trajeron un regalo a casa de mis tíos Raúl y Marta. ¿A qué no sabéis de qué era el disfraz? Pues sí, de Mickey Mouse. La verdad es que me conocen bien, ya que era de mi talla.

El viernes fuimos todos los nenes al cole disfrazados a pasar el rato todos juntos, y como podéis ver teníamos unas pintas muy graciosas.
Al día siguiente volvimos a celebrar el Carnaval, pero esta vez en Creixell. Salimos por la tarde con una charanga a dar vueltas por el pueblo tirando confetti y bailando.

Estuvimos preparando el Carnaval con mis dos vecinitos de siempre, la Laura y el David. Somos el trío maravillas y la verdad es que los tres juntos dábamos miedo: la pirata, el ninja y el Mickey Mouse trompetero.

Durante el recorrido me encontré con dos señoritas (sobrinas de mi tía Miri y del Marc) y con las que estuvimos un rato juntos andando. Aunque en la imagen lo parezcan, no son dos brujas.

Después del paseo, como habíamos andado mucho, fuimos al Casal del pueblo y allí estuvimos dos horas bailando y cantando. Como yo me había llevado la trompeta toqué con los músicos (incluso cantaron el don pepito y don josé).

Por cierto, había refrigerio para todo el mundo: un zumito y un bollicao. Imagináos como íbamos todos los niños con los morros de chocolate.

No hay comentarios: