miércoles, julio 30, 2008

Fiesta de la espuma Creixell 2008

Hace unos días, dentro de las fiestas de Creixell, he participado en mi primera fiesta de la espuma. Me he divertido mucho, pero la verdad es que no me la esperaba así.

Primero de todo, no pensaba que se podía hacer un chorro tan grande de espuma, eso ya me ha asombrado un poco. Después me ha sorprendido mucho que fuera saliendo la espuma de colores: primero blanca, luego rosa y luego azul. Eso ha hecho que todo fuera más bonito y divertido.

Ya la verdad es que no me he bajado de los brazos de mi papi, ya que me daba cosa estar por ahí con tanta gente (más de 150 o 200 personas), y que la espuma me tapase.

El año que viene seguró que volveré otra vez con el bañador puesto y ahora si que me lo pasaré mejor, ya que no me asustará porque ya conoceré todo lo que se hace.

A ver si el año que viene el Daniel me puede acompañar y así le enseño a tapar la boca para que no entre la espuma, y sacársela de los ojos.

viernes, julio 18, 2008

La risa de Daniel

Cuando me dijeron que tendría un hermanito, no me imaginaba lo mucho que lo iba a querer, y las ganas que tengo de que se haya mayor y podamos jugar juntos.

Desde hace unas semanas ya comienza a hacer cosas, y lo que mejor hace es reirse, incluso con carcajada. Eso es una suerte, ya que estar todo el día riendo debe ser una gozada.

Pero no penséis que siempre ríe. La verdad es que llorar lo hace muy poco, sólo cuando tiene mucha hambre, pero también tiene sus momentos de debilidad, como todos, en que se enfada un poco.

Yo lo quiero con locura y cuando me tiro encima de él para besarlo y acariciarlo, mis papis me hechan un poco de bronca para que vaya con cuidado con él , ya que es muy pequeño todavía, sólo tiene 3 meses.

En la segunda foto está Daniel 2 veces, no vayáis a pensar que he tenido dos hermanitos gemelos. Con uno ya tengo suficiente, al menos de momento.

miércoles, julio 09, 2008

Primos y primas

El domingo pasado pasamos en Creixell un gran día todos los primos, bueno casi todos, para la próxima edición llamaremos al Dani y a la Ana para así hacer el completo.

Yo la verdad, primos y primas míos no eran, eran de mi papi, pero bueno, como había muchos niños (bueno, niñas) a mí ya me iba bien y así pudimos jugar mucho.

Fuimos a la playa donde los patitos, pero no había ninguno ya que hacía mucho calor y el agua empezaba a estar un poco verde.

Por la tarde comimos superpaella hecha por mis papis y luego a la piscina. Creo que batimos el récord de más gente a la vez dentro de la piscina, debíamos ser hasta 12 o 13 personas.

Yo aprendí a nadar con el churro como si fuera un caballo, al igual que la Emma, y me lo pasé en grande, tanto que cuando llegaron las 8 de la tarde, me fuí a buscar el sofá, me estiré y ya no pudieron despertarme hasta el día siguiente. Fue un gran día.