viernes, julio 18, 2008

La risa de Daniel

Cuando me dijeron que tendría un hermanito, no me imaginaba lo mucho que lo iba a querer, y las ganas que tengo de que se haya mayor y podamos jugar juntos.

Desde hace unas semanas ya comienza a hacer cosas, y lo que mejor hace es reirse, incluso con carcajada. Eso es una suerte, ya que estar todo el día riendo debe ser una gozada.

Pero no penséis que siempre ríe. La verdad es que llorar lo hace muy poco, sólo cuando tiene mucha hambre, pero también tiene sus momentos de debilidad, como todos, en que se enfada un poco.

Yo lo quiero con locura y cuando me tiro encima de él para besarlo y acariciarlo, mis papis me hechan un poco de bronca para que vaya con cuidado con él , ya que es muy pequeño todavía, sólo tiene 3 meses.

En la segunda foto está Daniel 2 veces, no vayáis a pensar que he tenido dos hermanitos gemelos. Con uno ya tengo suficiente, al menos de momento.

No hay comentarios: