lunes, septiembre 08, 2008

Guapo, guapo, guapo


















La verdad es que no me puedo quejar de mi hermano. Daniel es muy bueno, ya que no me quita ningún juguete, me deja que yo juegue con los suyos e incluso no me molesta a la hora de hacer la siesta.

Poco a poco se va haciendo grande, y a sus 4 meses y medio ya pesa 8 kilos y medio. Espero que se calme un poco, porque a este ritmo se va a hacer pronto más grande que yo, y como mi papi se descuide pronto le ganará. Ahora mi papá le dará besitos, pero como se haga más grande que él seguro que no le gustará tanto.

No hay comentarios: