viernes, octubre 24, 2008

Por el campo

A todos los niños nos gusta el campo, bueno a unos más que a otros. Yo tengo la suerte de poder ir al campo cada fin de semana, y eso hace que pueda hacer cosas que en Barcelona son imposibles.

Pero claro, para ir al campo hay que ir con un equipamiento diferente como los prismáticos para mirar a lo lejos y un palo largo que tiene innumerables aplicaciones.

Mi hermano Daniel también es un gran amante del campo, pero él de momento se tiene que contentar con mirarlo ya que, como todavía no puede andar, no puede ir a caminar. No obstante, si que puede hacer otras cosas como estar con animales como la jirafa de la foto.

Por cierto, se me olvidaba, el otro día vi por primera vez un ciempiés. Era chulísimo y lo tuve en la mano un buen rato mirando como caminaba con su montón de patitas minúsculas.

Os animo a todos a que salgáis al campo más a menudo: es sano, se descubren cosas y además es muy divertido.

No hay comentarios: