viernes, octubre 03, 2008

Vigilante de la playa


La cosa cada vez está peor, por lo que hay que poner medidas. Como a mí eso de vigilar y ser policía me gusta, este verano he decidido ser vigilante de la playa. No penséis en esos cuerpazos que salen por la tele, ya que ni yo, ni mi hermano, ni mis papis tenemos un cuerpo así (mi papi dice que todo eso es Photoshop, que no existe).

Tengo como complemento unas gafas oscuras para evitar del sol, unos prismáticos para mirar que la gente no se ahogue y una tabla roja para que los que son rescatados tengan un sitio donde apoyarse. Como podéis ver por equipación no me falta, y desde la torre de control vigilo a todo el mundo.

Espero que un año de estos, cuando sea más grande, mis amigos los socorristas me dejarán subirme a su torre para vigilar desde muy arriba.

No hay comentarios: