martes, junio 23, 2009

Palomas en Plaça Catalunya


A mí, como a todos los niños, me gustan las palomas. El problema es cuando en vez de ver 10 o 15 palomas, se ven 100 o 200. Es entonces cuando se mezclan la emoción de ver tantas palomas y el temor de que tantas palomas puedan hacer algo malo.

Pese a ello, una de las mayores diversiones es correr detrás de las palomas tratando de cogerlas. Es casi una misión imposible, por lo que hay que centrarse en una solamente y seguirla hasta el final. Lógicamente, es fácil decirlo, pero muy difícil hacerlo, ya que al final nos cansamos nosotros antes que las palomas.

martes, junio 16, 2009

Domingo en Cardedeu

Hace pocos días mis papis nos llevaron a Cardedeu a pasar el domingo y celebrar el cumpleaños de la yaya Julita.

Como eramos los únicos nenes, nos lo pasamos super bien, ya que todo el mundo nos decía cosas y quería jugar con nosotros.

Hicimos un montón de cosas además de comer, por lo que nos divertimos mucho.

Por ejemplo, el yayo Honorio me enseñó el patinete con el que mi papi jugaba cuando era pequeño, ya que todavía lo tenían guardado por ahí.

Otra cosa divertida con la que jugué fue el Tente, un juego de piezas para hacer castillos y torres, que creo que ya no existe. Ahora lo más parecido es el lego, un juego similar pero con más piezas, y siendo estas de colores.

Otro de los juegos divertidos es el de pescar, donde con una caña y un anzuelo de plástico hay que ir pescando el mayor número de peces.

Con él jugué con la yaya Julita y el tío Raul, y como por arte de magia siempre ganaba, quizás influido porque hacía un poco de trampas al ponerle el anzuelo directamente a todos los peces.

Además de mis papais, los yayos y los tíos, también había más familia como los tíos José y Angelita y los tíos Teófilo y Araceli.


A media tarde fuimos a dar un paseo y acabamos en el parque que hay cerca. Fui muy chulo porque la masía de al lado tenía animales como tortugas y cabras, animales que gustan a todos los niños.

Cuando ya nos íbamos del parque encontré un escondite perfecto de camuflaje, vamos un lugar donde los mayores no podrían entrar nunca. Creo que era perfecto para guardar nuestras cosas............


martes, junio 02, 2009

Churros con chocolate

Todo el mundo habla de la dieta mediterránea y de sus ventajas, pero yo me he ido fijando que hay cosas que aunque no sean muy correctas a nivel dietético, a todo el mundo le gustan y disfrutan con ello.

¿De qué estoy hablando? Pues una de esas cosas son los churros con chocolate.

Yo hacía tiempo que no los comía, y como era pequeñito pues no me acordaba mucho. El otro día nos fuimos a tomar unos churros con chocolate a la churrería que han montado en la Rambla de las Moreras de Creixell, y después de probarlos me pareció que era algo exquisito.

Yo mojaba el churro en el chocolate y luego, ¡zas! para dentro. El Daniel como nos veía a todos haciendo lo mismo protestó que también quería, así que le tuvimos que dar un par de churros mojados con chocolate para que disfrutara como el resto.

¡O sea! Un disfrute para pasárselo en grande.

Por cierto, si queréis saber más de este de manjar, podéis visitar la Wikipedia