lunes, noviembre 30, 2009

El otoño y sus hojas


El otoño no es una época divertida. ¿Porqué? Pues está claro.

Se acaba el verano, que significa jugar mucho rato, levantarse tarde, estar más rato con los papis,..., también significa que se acaba la calor, por lo que tenemos que empezar a abrigarnos para no tener frío.

Pero no todo es negativo en el otoño. Hay una cosa que me gusta mucho, la caída de las hojas. Entiendo que para los barrenderos es algo molesto porque tienen mucho más trabajo, pero para los niños es muy divertido ver un montón de hojas por la calle para poder jugar con ellas.

Yo había jugado otros años con las hojas y me acordaba que era muy divertido.
Pero mi hermanito no había jugado todavía, así que tenía que enseñarlo lo chulo que era recoger las hojas en un montón y luego saltar sobre ellas. Creo que le gustó mucho, y me alegro, así podremos jugar juntos todos los años.

Este año había tantas hojas que casi nos tapan enteros, como la arena en la playa.

Veréis que todas las hojas no son iguales, y había sobretodo de cuatro tipo: cerezo, higuera, parra y ciruelo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Todo muy bucolico, muy bonito, el otoño, las hojas.... pero que hacía el niño jugando con una pistola??????????????
Tanta pedagogía y padre moderno para esto?
:-(

Bóboli dijo...

Muy chulas las fotos de las recogidas de hojas! La verdad que con la llegada del otoño y del frío, los juegos al aire libre disminuyen, por eso te invitamos a pasarte por nuestro facebook y ver las manualidades divertidas que tenemos para vuestros pequeños
(http:\\www.facebook.com\boboliclub)
Saludos