martes, noviembre 03, 2009

Trabajos de campo

Como sabéis, los fines de semana no son para descansar, noooo. Hay que seguir trabajando, pero en vez de hacerlo en el cole lo hacemos en la torre.

Pero la verdad es que hay trabajos que son más agradecidos que otros. Por ejemplo, acaba de ser la época de recogida de las algarrobas. Nosotros tenemos un algarrobo un poco grande, que nos da sombra para comer en verano debajo de él. Luego en otoño recogemos las algarrobas y las vendemos. Aunque no las vendieramos también las recogeríamos, ya que en el suelo se pisan y se rompen y acaba siendo aquello un desastre.

No penséis que nos hacemos de oro, que va. Este año nos han pagado la friolera de "15 cts. el kilo", vamos que eso y nada es lo mismo. Cogimos unos 190 kilos por lo que no llegó ni a 30 euros. Luego la utilizan para hacer pienso para animales y productos de chocolate ecológicos.

Daniel ha cogido algunas algarrobas, pero lo que más le gusta es regar. La manguera es su pasión, y aunque no riega mal del todo, el problema es que se riega a si mismo también, por lo que acaba empapado.

Como podéis ver en la foto está sólo en pañales y con chancletas de agua para no mojar nada.

La pena es que eso sólo se puede hacer en verano, ya que el resto del año se moriría de frío.

El último trabajo que hacemos es la de poner estiércol en el huerto.
Las plantitas también tienen que comer, así que cargamos un remolque o dos de estiércol y lo repartimos por el huerto.

Podéis ver que a mí no me molesta el olor (he de reconocer que no olía mucho), y que me gusta mucho ayudar.

Incluso para cargar el remolque cogía trozos de estiércol con la mano para tirarlos dentro y me llegué a subir arriba para pisarlo y que así nos cabiera más en el remolque.

Quien quiera probar que me lo diga y lo invito a alguna de estas tareas, ¡¡ES MUCHO MÁS DIVERTIDO QUE IR AL COLE!!

No hay comentarios: