martes, marzo 23, 2010

Gran nevada de Barcelona

Como todos sabéis, hace unos días cayó sobre Barcelona una nevada que hacía mucho tiempo que no se veia así de grande

No fue extraordinaria, bueno para cualquier otro sitio 8-10 centímetros de nieve no es nada, pero para Barcelona eso fue algo muy poco habitual, lo que unido a que no se esperaba provocó bastante colapso en la ciudad y la eliminación de servicios básicos como el transporte por autobús y de algunos ferrocarriles

Mientras todo esto pasaba en la ciudad, muchos nenes pudimos disfrutar de la nieve

Por ejemplo, como yo he visto poco la nieve, cuando puedo tocarla y jugar con ella, eso me parece algo extraordinario y me permite jugar con cosas nuevas

Para aprovechar esa nieve que fue cayendo todo el día, nos subimos al terrado de la casa, y desde allí vimos todos los tejados nevados, las cuerdas de tender la ropa congeladas y al fondo el hotel Me de Barcelona

Nos dió tiempo de jugar con la nieve en el terrado, ya que había mucha
También tuvimos suerte, ya que eramos los primeros en subir, por lo que era nieve virgen y pudimos hacer cosas con ella, como hacer un nene de nieve (con zanahoria incluida como nariz y brochas de pintura como brazos) o montarnos en un trineo y dar unos cortos paseos por el terrao

Realmente fue un día inolvidable y espero, por ello, no olvidarlo nunca

lunes, marzo 08, 2010

Escapada a la nieve

Ya era hora de ir a la nieve. Ya que no venía a Barcelona, y eso que este año ha hecho frío, nos decidimos ir a la nieve a buscarla.

No sabíamos si la encontraríamos o no, pero tuvimos suerte y encontramos nieve y mucha, vamos lo suficiente como para tirarnos en trineo unas cuantas veces.

El sitio elegido fue Rasos de Peguera, un lugar perfecto para los no esquiadores que queremos ir a la nieve.


Digo este porque antes había una estación de esquí, pero ahora ya no está, por lo que no hay remontadores ni telecabinas como en las pistas de esquí, lo que hace que los esquiadores prefieran ir a otros sitios.

Lo que sí había eran esquiadores de fondo, que no necesitan tanta infraestructura, y también gente con raquetas de nieve para hacer travesías, algo muy chulo y divertido.

Nos lo pasamos muy bien, aunque tuvimos que apartanos un poco del gentío, ya que había gente que iba un poco loca tirándose con el trineo con la pendiente y poniendo en peligro a otros.

Nosotros nos apartamos un poco y estábamos más tranquilos. Hicimos un muñeco de nieve superchulo y pasamos una buena mañana en la nieve.

Ya tengo ganas de que llegue el año que viene para volver para allí.

Por cierto, en estos momentos está callendo una gran nevada en Barcelona. La lástima es que la nieve no está cuajando, y no vamos a poder jugar con ella. Una pena porque hubiera sido divertido.

Tengo curiosidad en ver cuanto dura la nevada y en como quedará Collserola.